Mejores envases desechables para comida sólida y líquida

Mejores envases desechables para comida sólida y líquida

banner blog envases de alimentos solido y liquido

Aunque hay envases desechables que se adaptan mejor a un tipo de alimentos que otros, no siempre hay que utilizar ese envase para ese alimento, ya que va a depender de si ese envase lo vamos a utilizar para consumir la comida enseguida, para transportarla, para mantenerlo caliente, para calentarlo después, etc.

Por eso vamos a hablar de diferentes tipos de envases desechables y de los usos que normalmente se suele dar, pero si tiene duda sobre cual utilizar es mejor preguntar que envase se adapta mejor a tu producto o los usos que quieres darle.

Las cajas de cartón se suelen utilizar para llevar comida sólida y que no estén a temperatura muy elevada, que no contenga salsa o líquido en exceso  como por ejemplo patatas, tostas, croquetas, tortilla, pizza, dulces.

Estos envases desechables suelen ser planos y finos a diferencia de otros en pulpa de caña, madera, etc. que se suelen utilizar para alimentos que contengan más líquidos.

Los envases de cartón están hechos especialmente para alimentos rígidos  ya que  en este tipo de cajas, que suelen ser planas, es más fácil que los alimentos se muevan durante el transporte. Puede tener cierre con  tapa, adecuada para alimentos con algo de salsa o líquido o de bisagra.

Por ejemplo nuestro cubo especial para pollos está hecho de cartón, pero uno más resistente para que no traspase la grasa del alimento o si este tiene un poco de salsa. Aunque este envase, como muchos otros, sea específico  para un tipo de alimento, también se le puede dar otros usos.

Como desventajas estos envases de cartón fino no suelen ser aptos para meterlos en el microondas.

Envases desechables con material como la caña de azúcar son más aptos para transportar alimentos grasos o líquidos como sopas, pescados con salsas, etc.

Podemos encontrar desde bandejas con y sin compartimentos, platos, bols, cierre con tapa o bisagra, etc.

Estos tienen la ventaja de que podemos meterlos en microondas o en el congelador.

Existen otros muchos tipos de materiales utilizados para los envases desechables como es el de aluminio, que mantiene la temperatura y se puede meter en el horno, sirviendo para alimentos sólidos y algunos con un poco de líquido o salsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

dieciocho + Trece =