Todo lo que necesitas saber sobre el esparadrapo: tipos y características

Todo lo que necesitas saber sobre el esparadrapo: tipos y características

banner blog esparadrapo

En este nuevo post os hablamos sobre el esparadrapo, un producto desechable que seguramente tienen la mayoría de las personas en casa, siendo uno de los materiales que componen un botiquín de primeros auxilios.

Es un adhesivo resistente  que tiene una cara adhesiva y otra cara no adhesiva y se utiliza para sujetar vendajes o gasas en pequeñas lesiones.

Tipos de esparadrapos

Esparadrapos de plástico

Se suele utilizar en zonas móviles  ya que cuentan con una gran flexibilidad. Para fijar cánulas, sondas, catéteres, vendas, compresas, etc.

Esparadrapos de tela

Cuentan con una alta permeabilidad al agua y al vapor de agua y una alta adherencia. Indicado para zonas de gran contacto.

Esparadrapos de papel

Esparadrapos de celulosa, para la fijación de compresas, sondas, catéteres, apósitos  faciales, etc. Aumenta la adhesión con el paso del tiempo. Para pieles sensibles y usos prolongados.

Esparadrapos de seda

Es adecuado para pieles sensibles ya que es el más tolerado por la piel y cuenta con una  alta adhesión y protección contra el agua, para la fijación de todo tipo de vendajes, sondas, drenajes, etc.

 

Pueden surgir problemas cómo irritaciones o salpullidos en la piel debido a la mala respiración de esta o por el contacto con el pegamento, por eso es importante usar esparadrapos que sean de calidad.

Consejos para utilizar el esparadrapo de forma correcta

  • Antes de pegarlo comprobar que el vendaje no está demasiado apretado y que este tape completamente la herida para no pegar el esparadrapo sobre ella.
  • Para zonas móviles como el codo o la rodilla antes hay que flexionar la articulación un poco antes de poner la venda.
  • Apretar el esparadrapo para que quede bien sujeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 + Ocho =